El Bosque y la Industria. La cara lúdica del diseño nórdico.


DuPont El diseño nórdico está de moda; lleva 70 años de moda. Y es que algo tienen los objetos creados por nuestros vecinos del norte: su funcionalidad racional, sus materiales naturales como la madera o el cuero, sus tonalidades suaves y su estética amable han enamorado a varias generaciones de diseño-adictos. Algunas de las marcas de culto de mobiliario están basadas en Suecia o Finlandia, y sus muebles exquisitos son venerados en todo el mundo.

Pero el diseño escandinavo nunca ha buscado conscientemente la exclusividad. Su filosofía es, en realidad, mucho más popular, informal e infantil. Y este es uno de esos proyectos que nos recuerda la parte a menudo olvidada del diseño, en este caso, puramente sueco: su parte divertida, colorista, cercana e incluso naif.

Fuente: http://diariodesign.com